Fronteras difusas (fragmento). 2021
Video HD (4K, video multicapa monocanal), con audio
Duración del video completo: 2:50¨ para usar en loop

 

Hace años supe que una de mis bisabuelas paternas había sido Timote, un pueblo originario de Venezuela. Recientemente me hice el análisis de ADN para confirmar esta noticia. En mi enorme sorpresa, constaté que mi bisabuela perteneció a tal pueblo y supe, además, que mi ADN contiene información genética de, al menos, 21 grupos humanos de todo el planeta. Mi genoma tiene bien representados a mis ancestros de América (13 %), África (8 %), Europa (67 %), Asia (2,5 %) y Medio Oriente (3,3 %). Soy la suma de millones de personas muy diversas, y este es un rasgo muy común en nuestro vasto continente.

 

Latinoamérica es un gran crisol en el que incontables culturas originarias se han mezclado con culturas europeas, asiáticas y africanas, convirtiéndose en un gigantesco árbol con miles de ramas y raíces. Durante siglos, nuestros antepasados se han encontrado y compartido su herencia, conformando un paisaje humano de limites indefinidos, con un solo corazón que bombea nuestra sangre mestiza.

 

Dicen los Kogui, de Colombia, que el Universo es un gran telar, y que vivir es tejer. Abia Yala es un gran tejido en el que se cruzan, como hilos, los genes, las creencias, la cocina, la música, las lenguas, los conocimientos y los amores de nuestros ancestros. Este video está construido a partir de los retratos superpuestos de personas originarias de los 21 sitios detectados en mi ADN, conservando mi mirada como eje central y generando un tapiz de fronteras difusas, como las nuestras.

There are no items in this list

Please reload