58 días

 

2021

Video HD multicapa monocanal

Duración: 02:53”

Colaboración de Beatriz Santini y Giancarlo Orco

 

El 15 de abril de 2020 la guardia costera de Bangladesh rescató a 382 refugiados rohinyás que se encontraban a la deriva en las aguas territoriales de ese país. Llevaban 58 días en el mar y estaban muriendo de hambre. Ya 32 de ellos habían muerto desde que zarparon y sus cuerpos fueron arrojados al agua.

 

La tragedia de los rohinyás -el grupo humano más perseguido del mundo, según la ONU- comenzó en el 2017, tras una brutal represión militar contra los miembros de esta minoría étnica, aislada entre la mayoría budista de Myanmar. Miles se lanzan al mar intentando llegar a Bangladesh, Tailandia y Malasia. Pero huir de su país, como ocurre con todos los migrantes, no representa un alivio para los rohinyá. En muchos casos, son víctimas del tráfico en los países de recepción. Los esperan prostitución, explotación infantil, esclavitud. Hay incluso una política clandestina del Reino de Tailandia para vender a las bandas de tráfico humano a los refugiados que llegan a sus aguas, y a los que no califican para ser negociados, sencillamente matarlos.