8 km (La nadadora I)

 

2021

Video HD multicapa monocanal

Duración: 03:43”

Colaboración de Magdalena Fernández

A finales de abril de 2019, Yubreilis Merchán, de 22 años, se escapó de su casa para huir del hambre y la desesperanza. En el pueblo de Güiria, embarcó en un pequeño bote pesquero junto con otras mujeres, bajo el mando de hombres que las sacaban ilegalmente de Venezuela hacia Trinidad, con la promesa de darles trabajo y comida en la vecina isla. En realidad, las habían secuestrado y planeaban obligarlas a prostituirse, como ya habían hecho con muchas otras mujeres, víctimas del hambre, la falta de oportunidades y la desolación. Más de 5.000.000 de venezolanos han tenido que abandonar su país, muchos de ellos caminando y sin más recursos que su propio cuerpo, en lo que se ha descrito como el mayor éxodo del mundo contemporáneo. El escape por el mar entre Venezuela y Trinidad, es de los más dramáticos, peligrosos y sórdidos.

 

La embarcación se adentró a toda velocidad en la turbulenta y letal Boca de Dragón, pero la sobrecarga hizo que comenzara a zozobrar en alta mar. En muy poco tiempo, el bote se hundió con sus 38 pasajeros, dejando una estela de mujeres desesperadas que gritaban los nombres de los hijos que habían dejado en Venezuela. Las que no nadaban trepaban sobre las que sí, en sus últimos intentos por respirar.

 

Yubreilis tenía la fortuna de haber aprendido a nadar, gracias a la insistencia de su madre. Pensando en sus tres hijas, comenzó a hacerlo junto con otra mujer, hacia un afloramiento rocoso en la lejanía. Nadaron durante horas los ocho kilómetros que las separaban de tal promontorio, la Isla de Patos, a la cual llegaron exhaustas, pero vivas. Solo nueve pasajeros se salvaron. Muchos niños se quedaron sin ver nunca más a sus madres, expulsadas por la criminalidad e ineptitud del gobierno de su país y devoradas por la insaciable Boca del Dragón.