mostrar más

Leyendas de cada personaje (y cada lugar) representado en El Árbol.

1

Te Kore

La Nada

 

Al comienzo no había cielo, ni mar, ni tierra, ni dioses. Había sólo Te Kore, la Nada.  El verdadero comienzo partió de la nada. De este vacío salieron los padres primigenios.

 

2

Papa

La Madre Tierra

 

Su nombre significa fundación, superficie plana. Es la tierra que se expande bajo su esposo Rangi, el cielo. Papa tiene muchos nombres ampliados, como Papa-tua-nuku (Papa la extendida). Soporta y sostiene a sus hijos humanos, proveyendo la comida y  las condiciones necesarias para la vida.  La oscuridad está dentro de ella y  sus hijos entran en su cuerpo al morir.

 

En la foto: la región de Taranaki, con sus fértiles tierras de origen volcánico.

 

3

Rangi

El Padre Cielo

 

Su nombre significa Cielo. Siendo la primera figura masculina, la naturaleza de los hombres es debida a Rangi. Los hombres, en general, son altos, y están, como él, asociados a la luz. Después de la separación forzosa de Papa, sólo su hijo Tawhirimatea, el viento, lo acompaña.

 

En la foto: el cambiante cielo de la región de Kuku.

 

4

Ruamoko

Dios de los terremotos y volcanes

 

Es el más joven de los hijos de Papa y Rangi. No había nacido aún cuando la separación de éstos, por lo que permanece en el vientre de su madre. Sus movimientos dentro de ella son la causa de la actividad sísmica y volcánica.

 

En la foto: el volcán Taranaki, escondido entre las selvas que rodean toda su base.

 

5

Tangaroa

Dios del océano

 

Es el padre de los peces y criaturas marinas. Después de la separación de sus padres, fue atacado por Tawhirimatea –señor de los vientos- por lo que fue obligado a huir y esconderse en el fondo del mar. Los reptiles, de quienes también es ancestro, se refugiaron en el bosque. Desde entonces, Tangaroa es enemigo del dios de los bosques, Tane, por haber dado refugio a sus hijos fugitivos. Este antagonismo representa la eterna batalla entre el océano y la tierra, de la cual Tane es señor al ser dueño del bosque y sus criaturas.

 

En la foto: el imponente Mar de Tasmania, visto desde la zona de Taranaki, hacia la Antártida.

 

6

Tu Matauenga

Dios de la guerra

 

Este feroz guerrero es el hijo de Papa y Rangi que propuso matar a sus padres para poder separarlos. Desde el comienzo de los tiempos tuvo forma humana, y fue el creador de los hombres. Tawhirimatea (dios de los vientos) en su ira atacó a sus hermanos en la tierra, y sólo Tumatauenga lo  enfrentó y resistió. Todos los otros huyeron (Tane al bosque, Tangaroa al fondo del mar y Rongo y Haumia a dentro de su madre, la tierra), por lo que tuvo que luchar solo. Desde entonces se volvió contra sus hermanos, a quienes mató (y quienes representan, respectivamente, a las aves y árboles, peces y reptiles, plantas cultivadas y plantas silvestres). En esta forma, Tumatauenga sentó los patrones del futuro, y los hermanos a quienes mató representan las criaturas y plantas de las que los humanos dependen para su supervivencia. Por esto, los hijos de Tumatauenga somos los señores del bosque y el mar, y  cuando realizamos los rituales adecuados, podemos usar en forma segura a los hijos de Tane, Tangaroa, Rongo y Haumia.

 

Pero Tumatauenga no es sólo un dios de guerra. Es también gran orador, transmisor del conocimiento. Es un dios de sabiduría.

 

 

En la foto: Heemi Te Peeti

Heemi Te Peeti fue uno de los personajes centrales de este trabajo. Viajé hasta su pueblo, no sólo para conocerlo y retratarlo, sino para que me hiciera el tatuaje que por tantos años esperé. Es un historiador y conocedor de la cultura y tradiciones maoríes, además de profesor de artes marciales tradicionales, incluyendo la fabricación de las armas. Pero sobre todo, es un artista que ha recibido de sus ancestros la enseñanza tradicional para la talla en madera y el arte del tatuaje maorí. En su casa tiene el taller de tatuaje, en donde también enseña a algunos discípulos este arte tradicional. El taller está cubierto completamente con fotos, reproducciones e imágenes de personajes maoríes tatuados de las más diversas maneras, que parecen mirar y alentar a las personas que se van a someter al doloroso ritual, que es una suerte de rito iniciático.

 

Heemi escribe:

Fui criado en Shannon, dentro de las fronteras tribales del Ngati Rauakate au ki te tonga. Otras conexiones tribales son Te Arawa, Te Ati Haunui a paparangi, Ngati Tuhoe, Ngati Hine ki te taitokerau, Ngati apa ki te ra to, Ngati Kuia ki te waipounamu. Hablante nativo del idioma maorí, orador, tallista de  madera tradicional Maori y artista del tatuaje con utensilios tradicionales y técnicas contemporáneas usando máquinas de tatuar modernas. Resido ahora en Foxton y dirijo varias escuelas de aprendizaje llamadas por los maoríes Te Garre Wananga…

 

Ko nga uri o Tumatauenga ko nga uri o te po....

kia u ki to mana motuhake,

ko te iwi maori,

Toku tino rangatiratanga,

ko tona huarahi ko te whakaiti.. ko te whakaiti...

he aha te mea nui o te ao..

he tangata... he tangata... he tangata.....

 

 

Somos descendientes de Tu Matauenga…nuestro mundo es la noche

Sujetos a la esencia de ser maori, el verdadero camino de los líderes previos

Tú… para eso es la humildad… para eso es la humildad…

Lo que es importante en el mundo…es la gente…es la gente

 

7

Tane Mahuta

Dios de los bosques

 

Fue el dios que logró separar a sus progenitores, pues es el bosque el que separa a la tierra del cielo. Busco las luces para adornar a su padre: lanzó las estrellas, el sol y la luna, hasta que Rangi estuvo finalmente hermoso. Siendo el ancestro de los árboles y aves, Tane está presente en sus descendientes, de modo que debe ser propiciado antes de derribar un árbol. Como las casas son construidas con madera, también son Tane. Y las aves cantando al amanecer son la boca de Tane. Es el Señor de la tierra.

 

En la foto: bosque en un área protegida en las faldas del Taranaki.

 

8

Hine-ahu-one

La mujer de arcilla

 

Fue creada por Tane de la arcilla, bajo instrucciones de su madre Papa. Luego, éste cubrió la figura con sus ropas y respiró en su boca, de modo que ella entró a la vida.

 

En la foto: la agreste costa de Taranaki

 

9

Rongo

Dios de los alimentos cultivados

 

Es uno de los dioses mayores, al ser el padre de la agricultura, especialmente padre de la Kumara (papa dulce), un cultivo de vital importancia. Es un dios de paz, pues la agricultura trae paz a la humanidad.

 

En la foto: tierras cultivadas en la región de Kuku, cerca de Levin.

 

10

Haumia Tiketike

Dios de los alimentos silvestres

 

Está asociado especialmente al helecho arborescente y su rizoma azucarado, que constituyó un elemento importante en la dieta de los maoríes en los primeros tiempos. Su hermano Tawhirimatea lo habría matado si no se hubiera refugiado dentro se su madre, como también hizo su hermano Rongo.

 

En la foto: helechos arborescentes en las cercanías de Waikanae.

 

11

Tawhirimatea

Dios de los vientos

 

Padre de todos los vientos –a quienes mantiene en el hoyo de su mano- se opuso a la separación de sus padres por sus hermanos. Es un dios poderoso, que descarga sobre éstos la furia que le produjo dicha separación.

 

En la foto: el implacable viento agita las plantas de flax, en la región de Parihaka.

 

12

Hine Titama

El Alba

 

Fue la primera hija de Tane y Hine-ahu-.one, representada por la luz del amanecer. Su belleza era tal que en los tiempos antiguos, una mujer hermosa podía ser halagada usando la expresión: Tú eres Hine Titama, y el sólo verte trae lágrimas a mis ojos…

 

En la foto: amanecer en las costas de Kapiti

 

13

Hine-nui-te po

Diosa de la noche y la muerte

 

Es la diosa de la oscuridad, la reina del inframundo, a donde huyó cuando descubrió que estaba casada con su propio padre. Es una hermosa mujer, muy maternal, que reúne y cuida a sus hijos después de la muerte. Cuando huyó de Tane, éste la siguió, pero ella le impidió entrar a su nuevo reino, indicándole que él tenía que criar a sus hijos en la tierra. Tane regresó y ella se quedó abajo, esperando sólo por Maui –el embaucador héroe mitológico- para traer la muerte al mundo y comenzar así la procesión sin fin de mortales a su reino. Su belleza está relacionada con que la muerte de Maui representa el fin de la soberbia y la estupidez, ya que fue el irrespeto de este héroe hacia Hine-nui-te-po lo que la desencadenó. Pero esa es otra historia, de la que no hablaremos ahora…

Al comienzo de los tiempos sólo existía Kore,  la nada. Era el vacío, la no existencia. Mucho después, de Kore aparecieron Papa y Rangi: la Madre Tierra y el Padre Cielo. Vivían en una cópula eterna, unidos tan estrechamente entré sí que no existía la luz, y sus hijos iban naciendo y quedando a oscuras, atrapados entre sus padres.

 

Entonces, ansiosos de libertad, los hijos comenzaron a buscar solución. Matémoslos dijo, Tu Matauenga, dios de la guerra. No, repuso Tane Mahuta, dios de los bosques, separémoslos, son nuestros padres. Todos estuvieron de acuerdo con Tane (todos menos Tawhirimatea, dios del viento, que se oponía a salir de la protección de las entrañas de sus padres). Tangaroa intentó separarlos, junto con Huamia tiketike y Rongo. Pero ni juntando sus fuerzas lo logaron. Entonces Tane Mahuta comenzó a empujar a su padre hacia arriba y finalmente logró separarlos. Rangi se fue hacia lo más alto, con dolor, siendo la lluvia sus lágrimas.

 

Apenas los separaron entró la luz al mundo, y todos fueron libres. Sólo Tawhirimatea quedo insatisfecho y desde entonces vive con su padre y sopla sin piedad –es el único dios que vence a Tu Matauenga. Ruamoko, por su parte, no había nacido, y se quedó para siempre dentro de su madre. Es el díos de los sismos y erupciones volcánicas.

 

Tane Mahuta necesitaba una esposa. De la tierra roja hizo a Hine-ahu-one, con la cual tuvo a Hine Titama. Su hermosura es aún referencia. Tane Mahuta hizo su esposa a HIne Titama, quien le dio muchos hijos sin saber que su esposo era su padre. Pero un día, Hine Titama vio su cara reflejada en el agua y comprendió que Tane Mahuta era su padre y su esposo. Se sintió desconsolada y huyó hacia las profundidades, transformándose en Hinenui-te-po, la gran dama de la noche. Tane la llamó e insistió en que volviera, que no había ningún pecado (pues era el comienzo de los tiempos y aún estaban todos aprendiendo). Pero ella no quiso volver. Le dijo “cuida tú de nuestros hijos mientras vivan y yo los espero acá abajo, para cuidarlos cuando mueran.

 

Este es el árbol de Tane Mahuta –dios de los árboles- en el que se le representa como intermediario  entre la nada y la muerte.

Please reload